0

Mixidad : avanzar y convivir en Igualdad

“Le Droit Humain” fue la 1ª Orden Masónica en el mundo- fines del Siglo XIX-, que legaliza la pertenencia de mujeres a la Francmasonería, afirmando, así, la Igualdad del hombre y de la mujer. La Mixidad, en una Logia, es la traducción concreta de la Igualdad de derechos y deberes para la mujer y el hombre, lo que se traduce en que ambos acceden a la vía Iniciática sin discriminación alguna.
En tanto herederos de Marie Deraismes y Georges Martin, los Francmasones de “Le Droit Humain” declaran que la Francmasonería del S.XXI necesita esta mirada cruzada de hombres y mujeres, frente a los desafíos y complejidad del mundo actual.

Mixidad

Una Logia Mixta permite a hombres y mujeres vivir y construir relaciones humanas diferentes, lejos de las desigualdades y de las discriminaciones, ya que, el Progreso de la Humanidad y la construcción de una sociedad más justa, se concreta en la reflexión y el trabajo en conjunto. La Mixidad es creativa por su integralidad, entregando la posibilidad de abarcar todos los niveles del cuestionamiento humano desde dos perspectivas diferentes. Así, hombres y mujeres se asocian en el seno de una misma Logia, escuchando y respetando al otro-en su diferencia y singularidad-, en igualdad de condiciones. Esta asociación encuentra plenitud y complementariedad en el modo de abordar todos los temas, simbólicos o sociales, históricos o contemporáneos, religiosos, filosóficos o políticos.

Ahora bien, esta complementariedad que trae la Mixidad – en el trabajo analítico y reflexivo humanista-, permite a los francmasones de “Le Droit Humain”, participar en la Sociedad de manera integral, tomando en cuenta la multiplicidad de los roles sociales y de la diversidad cultural – intergeneracional-, sin discriminar por razones étnicas, filosóficas o religiosas, conscientes de la necesidad de construir juntos, una sociedad más fraterna.

0